Hokuto no Ken: el patriarca del shonen

Imagina por un momento que puedes fusionar unas cuantas películas y hacer lo que te venga en gana. Ponte en la siguiente situación: estás fumando hierba en tu casa mientras ves la fabulosa Samurai Cop, te viene a la cabeza una de esas ideas brillantes. ‘’ ¿Y si mezclo Mad Max con el cine de serie B de Kung Fu, en plan los maestros tullidos o Ninja Wars, y pongo a Silvester Stallone de protagonista?’’. Pues me temo muchacho que éso ya existe, la serie es: ‘’Hokuto no Ken’’ y hoy voy a dar mi opinión de mierda sobre ella. ¡Alle Voy!

Nice!

Antes de nada, quiero decir que a falta de mejor documentación, Hokuto no Ken es el abuelo del género shonen. Hay que entender que el shonen en verdad es una demografía, aunque en los últimos años, cuando se habla de shonen la gente entiende el género de aventuras y peleas.

 

Lo que quiero decir es que esta serie influyó de manera muy fuerte a Jojo’s Bizarre Adventure, a Seint Seiya o a Dragon Ball Z y posteriormente, Naruto y One Piece se inspiraron en las populares obras que fueron influenciadas por Hokuto no Ken.

 

kenshiro vs seiya

 

Hokuto no Ken (o Fist of the North Star) nos lleva a un mundo post-apocaliptico provocado por una guerra nuclear. En un mundo donde rige la ley del más fuerte, seguiremos a Kenshiro, el único sucesor del Hokuto Shinken, un estilo de combate que destruye el cuerpo de sus enemigos de dentro a fuera.

 

La premisa suena bastante estúpida, sin embargo, ha influenciado a las obras con mayor repercusión en el medio y como siempre digo, no importa lo que hagas sino como lo haces, pero ¿cómo lo hace Hokuto no Ken?

 

A primera vista, la serie es horrible. La ambientación solo está presente en los primeros capítulos, luego se hace monótona y repetitiva. Un mundo desértico a lo Mad Max puede estar interesante pero apenas se explora, es casi como una excusa para que la población no tenga armas de fuego y la gente use armas blancas o sus puños para sobrevivir.

 

Los personajes son tremendamente unidimensionales. Kenshiro (el prota) es el ‘’prototipo’’ de personaje de Stallone: callado, serio, estoico y con un sentido de la justicia que consiste en matar de una forma despiadada y atroz a quién se comparte de manera injusta. Los secundarios o compañeros de Kenshiro están de relleno y en líneas generales solo son útiles para ser secuestrados o heridos y que Cobra (perdón quería decir Kenshiro) resuelva la situación. Los villanos son tres cuartos de lo mismo, o son malos porque sí, o son malos porque son subordinados de gente mala.

 

La serie es tremendamente melodramática, todos, y cuando digo todos me refiero a todos, tienen pasados super trágicos. Normalmente, la serie recurre mucho a la violencia explicita y a la tortura de personajes para proponer conflicto y lejos de ser malo, ésto me agrada. A día de hoy, no me imagino series o películas en donde se pueda ver como descuarticen a un niño, mujer, anciano o mascota.

AggressiveElasticKoi-max-1mb

– Omae wa mou Shindeiru
– Nani!?!

Normalmente, no me gusta lo edgy, esta serie es gore y recurre a la victimización de inocentes para darle licencia a Kenshiro para ser despiadadamente brutal, no obstante, todo es tan estrafalario y sus muertes son tan absurdas que no puedo evitar no reírme.

vs Tank

1 vs 1 sin camiseta a puñetazos contra un tanque, di que si.

Aunque el mayor problema de Hokuto no Ken es su trama. Ésta cambia continuamente, se nota que la intención del autor era hacer tiras cómicas como la de los superhéroes de los años 50. No obstante se inventan una trama, pero resulta que la princesa no estaba en otro castillo, sino que estaba muerta, por lo que se vuelve a cambiar la trama y cuando se cambia, entra en bucle repitiendo conceptos, personajes y situaciones. Básicamente, el guion es un horror conceptual, por lo que pasamos al apartado técnico, a ver si hay ahí algo salvable.

 

El anime no cumple las expectativas en el terreno audiovisual, hay que tener en cuenta que los medios de hoy no son los mismos de hace casi cuarenta años. La animación es estática y limitada (aunque éso no siempre debe ser un problema) las escenas de combate son repetitivas y ni se molestan en intentar dibujar fondos cuando están en una secuencia de acción (salvo contadas excepciones)

00d633435db9d3581616fb69179e56af9bcdc352_hq

La super animación de los 80’s.

El diseño de personajes se me hace extraño y es que el anime me parece que no está a la altura si lo comparas con el manga. En el manga, muchos personajes parecen celebridades de los ochenta (de hecho, Kenshiro es la viva imagen de Stallone) y éso en el anime se pierde. No obstante, el diseño es muy carismático, aunque a veces, las proporciones físicas de los personajes se deformen y no lo digo por esos cuerpos musculosos sino porque los personajes pasan a cambiar sus proporciones físicas de escena a escena.

 

Bueno, eso era la crítica, ahora viene el momento de la opinión. Los gabachos inventaron una palabra llamada Nanar que básicamente viene a significa que una película es buena precisamente de lo mala que es. Hokuto no Ken entraría dentro de esta definición, la serie cae en el maravilloso género de la comedia involuntaria. A pesar de todo lo que he dicho sobre guion y animación, la obra tiene carisma y al final, a pesar de que comete casi todo tipo de errores habidos y por haber, es sumamente divertido ver a Silvester Stallone en versión manga tocándo con el dedo en la sien y diciendo que en cinco segundos estas muerto. Todo es tan estrambótico que al menos yo, no puedo dejar de reír. Esta serie bebe excelentemente del cine trash de artes marciales de los setenta y ochenta así que si, obviamente recomiendo Hokuto no Ken y no solo por ser una comedia involuntaria, sino por su valor histórico, de esta manera, podemos entender porque el shonen, como género, es tan malo.

97704ef2e3bb0834299ac784ed6e658c

Has logrado un lugar en mi kokoro, Kenshiro.

Boku no Hero Acedemia: El shonen del momento

Sin duda, hay géneros mejores que otros. Si tengo que pensar en cuantos shonen consiguen un aprobado creo que sólo lo harían tres o cuatro porque, aunque muchos tengan un arranque prometedor, se acaban convirtiendo en long runners y terminan dando tantas vueltas que acaban aburriendo de lo reiterativos que se vuelven. En su momento Dragón Ball fue el rey de los shonen, luego hubo una ‘’guerra’’ entre Naruto y One Piece que acabó ganando este último (en términos de popularidad y ventas) y actualmente se puede decir que Boku no Hero quiere ocupar ese trono como el shonen más popular, es por eso que voy a dar mi opinión de mierda sobre esta serie, ¡alle voy!

 

La historia trata sobre Midoriya (Deku) un niño que nace en un mundo donde el 80% de la gente nace con superpoderes y él está en ese 20% que no los tiene, no obstante, él quiere ser un superhéroe como su ídolo All Might, el superhéroe más querido del mundo y desea entrar con todas sus fuerzas en la academia de superhéroes.

 

Hace como diez años, Estados Unidos creo una cosa similar llamada Sky High que fue un truño como un puño. ¿Los japoneses lo han hecho mejor que los yankees?

2018-02-1_1517490991

 

La verdad es que trabajar con esta premisa es complicado. Para empezar la ambientación es una mierda, si el ochenta por ciento de la gente tiene superpoderes ¿por qué cojones la sociedad funciona exactamente igual que la nuestra? Por no decir que todo está inspirado en un colegio (Boku no Hero ¡¡ACADEMIA!!), normalmente, éste suele ser el recurso más fácil que se usa en el anime ya que todo el mundo sabe como funciona el mecanismo de una escuela. Por una parte es un recurso vago para no tener que explicar como funciona tu mundo (en concreto uno tan especial como éste) y por otro lado se agradece ya que si tienen esta idea tan terrible desde el vamos. si hubiesen inventado otra ambientación que no fuese un colegio, de los veintiún minutos que dura un capítulo, dieciocho seguro serían de sobre explicación.

 

De los personajes no puedo hablar bien de ninguno, todos son unidimensionales, aburridos y recurren a la victimización y al melodrama barato para que empatices con ellos, el protagonista es sosísimo, se puede definir como llorica y soñador. Los compañeros le hacen bullying por no tener super poderes al igual que en Naruto, normalmente una persona que pasa sin pena ni gloria es mencionado continuamente. El personaje debería resultar inspirador porque se esfuerza para conseguir sus metas, pero al final, como en casi todo shonen, acaba consiguiendo sus logros gracias a Powers Ups venidos de Asspulls de mierda.

 

Hay un personaje a parte del protagonista en el cual me gustaría centrarme, es el rival de éste, Bakugou. El personaje es insufrible, al punto de que te puede sacar completamente de la serie. Su única característica es que es excesivamente gritón, y su desarrollo de personaje, os lo digo desde ya, es un tipo que continuamente flirteará con el bando de los villanos y al final, te demostrarán que es bueno con una excusa victimista de mierda.

1262bae9b8f86775ae028f9e3331d26c

Es gilipollas hasta para lavarse los dientes.

 

Algunos me preguntarán ¿Cómo puedes saber éso? (puede que en el manga ya haya pasado y la última temporada en emisión aún no la he visto) fácil, porque esta serie, la han emitido mil veces en los últimos años, es un shonen genérico, no aporta nada nuevo a la narración de la obra, es la misma mierda de siempre, coger A, B, C que ya han tenido éxito antes y vendértelo de nuevo, en su defensa diré que al menos sabe hilar A, B y C ya que su contemporánea Black Cover ni si quiera sabe hacer eso.

 

En lo narrativo es lo más reiterativo y aburrido que existe, pero ¿Qué tal su apartado audiovisual?

 

Lo primero que debo decir es que el estudio encargado de animar este guión espantoso es BONES. Lo cual eso siempre augura una animación fluida y decente, además, en este caso concreto cuenta con el animador Yutaka Nakamura, conocido por ser el animador de la pelea final de One Punch Man, las escenas de combate de la película de Cowboy Bebop o el animador de Sword of Strangers y su participación en la segunda temporada hace que los combates del torneo (cliché) se vean de escándalo.

 

Otro punto a tener en cuenta es su diseño de personajes, particularmente, a mi no me atrae lo más mínimo, pero al césar lo que es del césar y hay que reconocerle que es un diseño bastante personal y único, los personajes están bien diferenciados no solo entre ellos sino también con el estilo de cualquier otra obra dentro de la industria.

 

No obstante, a pesar de una buena animación y un diseño de personajes únicos, la historia es la misma gilipollez que llevamos viendo desde Saint Seiya y es que, a pesar de que tiene un gran público, no se la puedo recomendar a nadie ya que ni destaca en exceso ni hace las cosas bien, por lo que recomendaré dos cosas que merecen mucho más la pena: La primera es Fullmetal Alchemist, para ver como un shonen puede hacerlo bien y la otra recomendación es Jojo’s Bizarre Adventure, no es una obra maestra pero es un shonen que sabe reírse de si mismo por lo que al menos pasas un rato de risas.

 

tenor

Yo también perdería mi sanidad mental después de ver tu serie, Deku.

Steins;Gate: Un mal día de la marmota.

Parece que se nos llena la boca cuando el público habla de una obra de culto. Fácilmente, cuando una serie o película, se vuelve tremendamente popular y pasados unos años desde su estreno, sigue fresca en la memoria de la audiencia, es como si se volviese automáticamente de culto, independiente de su calidad. Es por eso, hoy voy a dar mi opinión de mierda acerca de una de esas series que la audiencia a glorificado: Steins;Gate. Veamos qué tan buena es en realidad.

 

La serie nos habla sobre Okabe un joven que asiste a una conferencia científica, en lo que, por casualidad se encontraría el cuerpo sin vida de una chica adolescente que es una eminencia en el campo de la ciencia. Nuestro protagonista enviará sin percatarse de ello un mensaje de móvil al pasado, que cambiara la línea del tiempo.

 

La premisa y los primeros capítulos de exposición del argumento, son francamente interesantes, pero desgraciadamente, no importa que plantees una premisa interesante y crees unos conflictos interesantes, si luego lo vas a tirar por la borda. Muchos dicen que Steins;Gate no empieza a ser interesante hasta el capítulo doce, no hay nada de malo en que una serie se tome su tiempo en desarrollar conflictos, pero desde el principio se ve que los conflictos son artificiales, siempre se producen por la estupidez de los personajes. En los personajes  principales hay mucha inteligencia promedio, e incluso estupidez, pero cuentan con una chica genio, y muchos de estos problemas se resolverían con sentido común. Pero a pesar de contar con una genio, casi todo se resuelve de las maneras más irracionales posibles; lo que me hace sospechar, que esto se hace para que la serie alcance sus veinticuatro capítulos, o quizás es problema de que la serie es una adaptación de una visual novel.

Otro de sus grandes errores, es darles arcos a personajes recurrentes que no aportan nada a la trama y pasar casi de puntillas, los personajes de Faerys o Ruka no aportan nada a la trama. La ‘’figura’’ histórica de John Titor ahora es *Redoble de tambores* ¡Japanización! una adolescente tetona en pantaloncito corto. La chica genio, es una… si lo habéis adivinado, una tsundere pelirroja. God bless anime. De la amiga de la infancia de Okabe, solo me acuerdo de un estruendoso  ruido que emitía constantemente, algo así como ¡Tururu! Por último, aunque Okabe, tiene gancho y carisma, la explicación de su excéntrica personalidad, deja mucho que desear.

88D

Intelectual y Kawaii, que gran combinación…

Para colmo de males, la serie fuerza un romance. En una historia donde hay varios loops de tiempo, el protagonista (que es el que realiza estos loops) es el único que obtenga un desarrollo, y si, este tiene una trama amorosa con la tsundere pseudointelectual. Puedo entender que él se enamore de ella pues en sus muchos viajes en el tiempo ella ayuda a crecer y auto descubrirse pero ¿y ella? ¡magia! Plot Device. Que cualquier personaje, recuerde algo de otra línea temporal que no debería ¡boom! Plot Device y claro, luego hay que añadirle que la trama se detiene para que el protagonista tenga una cita con cada waifu, ya que esto viene de una novela liguera y ¡dios! Que alguien me dé un revolver que no aguanto más.

Por otra parte no me entra en la cabeza, que una serie que empieza con un ritmo tan sumamente lento, luego sea un sprint continuo, hasta que llegan a los momentos citas con las waifus, para volver a meterse una galopada última, cargada de sentimentalismo barato y con un apartado técnico que en breve, entraré a detallar, acabe calando en los espectadores más incautos. Cómo no solo se vive del guión, veamos que tal lo hace en los demás aspectos.

 

tumblr_ombtdlEFYg1ufsyoco1_500

Moe is the new badass

 

En el apartado audiovisual destaca notoriamente. Está producida por White Fox, un estudio que en la época (esta serie es del 2010) era bastante nueva, pero ya había traído al mundo la deliciosa Katanagatari. La paleta de colores es oscura y ligeramente saturada que combina muy bien con la temática de la serie, al menos desde el capítulo doce en adelante. Una paleta menos saturada y con colores más vivos le quedaría mejor en los primeros doce capítulos. La dirección de la serie es correcta, casi sin ninguna floritura de cámara aunque sí, teniendo algunas escenas visualmente potentes. La animación fluye con naturalidad y el diseño de los personajes es muy característico y correcto, al menos mejora respecto a lo visto en la visual novel.

 

En el apartado técnico diría que cumple pero no logra tantas cosas buenas con su banda sonora. Su opening es recordado por todos, suena muy a opening de anime pero no llega a sonar como algo genérico ni que hayamos escuchado trescientas veces al año. Sin embargo, en lo que me quiero centrar, es en la banda sonora. El problema de esta es que es bastante repetitiva y que principalmente es música de ascensores. Esa típica canción que está de fondo, que no aporta mucho y que sirven para que los personajes hablen. No lastra excesivamente a la serie, pero, no intensifica los momentos tan bien como debería.

 

Como conclusión, Steins;Gate intenta ser una obra profunda de Sci-Fi y aunque en un cine reciente, he visto elementos de la serie por ahí, no es una serie que apruebe en cuanto a guión. Aunque derrocha un buen dinero en su apartado técnico para que luzca bonita, cuando la serie no lo necesita. Le lastra su origen de visual novel y como muchas series de saltos en el tiempo, desperdicia su potencial reseteando cualquier conflicto y glorificando a su protagonista. A la pregunta del millón ¿Recomiendo Steins;Gate? ¡no! Por eso mismo voy a recomendar otras dos obras (anime) como compensación. La desaparición de Suzumiya Haruhi para tratar el tema de los viajes en el tiempo y Ergo Proxy para ver una buena serie sobre Sci-Fi.

 

MeaslyTautAmericanshorthair-size_restricted.gif

Es la decisión del Steins;Gate Okabe, PSY Congroo.

Fate/Zero, la buena escritura es algo más que adagios

Hoy voy hablar de un título muy concreto, que pertenece a una saga muy extensa. Hablo de la saga Fate, me estoy refiriendo a Fate/Zero, la precuela a la saga Fate/Stay Night, escrita por Gen Urobuchi, así doy un poco mi opinión de mierda sobre ella. Alle voy.

Para empezar, Fate/Zero es la precuela de Fate/Stay Night. La historia de Fate es la lucha de siete magos que invoca cada uno a un espíritu heroico, un gran guerrero del pasado, presente o futuro, para luchar en una especie de battle royale por obtener el Santo grial. La premisa suena un poco absurda, pero como todo en esta vida no importa lo que hagas sino cómo lo hagas ¿y cómo lo hace Fate/Zero?

 

11450be4203a73af2d2224295cad1ec8c467669b_hq

 

El problema de crear una precuela, es qué te ves atado por el material original, este es uno de los principales problemas de Fate/Zero. No nos engañemos, este título viene de Fate/Stay night, un videojuego eroge en el que el mayor logro es tirarte a la waifu de turno. Urobuchi, a pesar de verse atado a la naturaleza del proyecto, parece que quiere intentar hablar de algo y remarco la palabra ‘’parece. ’’ Cambia algunos elementos, como que esta vez los magos no son adolescentes sino adultos. Esto lejos de parecer una tontería es un cambio significativo, le da otra dimensión a los magos, éstos, son más interesantes que los mostrados en Stay Night, ya que al menos no huele al típico protagonista ‘’hoja en blanco’’ que obtiene su harem particular. Los espíritus heroicos también son más interesantes que los mostrados en el primer título de la saga, aunque siguen sin aprovechar el potencial de figuras históricas como Gilles de Rais o lo aprovechan mal, como el encuentro entre Arturia Pendragon y Sir Lancelot .

Los personajes, aunque carismáticos son bastante aburridos, esto se debe a sus diálogos. Tener adagios cada cinco minutos, soliloquios constantes, referencias a libros y otras obras de ficción que son inteligentes, ¡no te convierte a tí en inteligente! Pasa mucho en el anime, me refiero a ser excesivamente redundante y exaltar lo obvio, Se dice mucho lo maravilloso que Urobuchi es como escritor, pero ni siquiera es capaz de evitar caer en este error. No estoy en contra de que se hable en una obra, pero en ésta en concreto es que se excede, lo cual provoca que el ritmo decaiga, es tremendamente aburrido escuchar durante doce minutos por capítulo las motivaciones de los personajes, que ha pasado, que está pasando y que va a pasar.

La cosa es que, hasta en las batallas, cae en estas redundancias. Debo admitir que no conozco a muchos críticos de anime, pero en general, los dos o tres que escucho hablan de las impresionantes batallas de Fate/Zero, no les entiendo, todos dicen que son como una milimétrica partida de ajedrez, aquí, honestamente, me sacan de juego, si cada tres movimientos escuchas que un personaje analiza la situación y como debe actuar, luego otro hace lo mismo y para colmo, siempre hay un tercero que vuelve a remarcarte lo obvio. ¿Tan difícil es darse de hostia simplemente?

Recordemos que una de las máximas del cine (o audiovisual) muestra, no hables. Desgraciadamente esta serie no cumple con una de las reglas más básicas. La serie es bastante pretenciosa, sin embargo debo admitir que no hay romances raros, la obra es bastante coral, todos los personajes tienen momentos para que los recuerdes, el peso no caen únicamente en los protagonistas y antagonistas, todos mueven la historia en menor o mayor medida, por lo que no todo en la narrativa es terrible.

Sure+cant+wait+until+all+might+vs+afo+_215067026246fd7ec46b58bb75849773

No, Saber, no es para ilusionarse

A pesar de que no todo es esperpéntico, hay más puntos negativos que positivos. ¿Cómo una serie con demasiados tropiezos puede ser tan popular? ¡Efectivamente! por su apartado técnico pero… ¿Cómo es su apartado técnico?

Los entendidos que he leído dicen, que es gracias a una maravillosa animación, no os voy a engañar, quizás soy imbécil o tengo un coeficiente intelectual demasiado bajo, pero yo soy incapaz de verlo. Ufotable se alzó como un estudio de animación precisamente por esta franquicia, en la que transforman a héroes militares y mitológicos en mujeres exuberantes, además debo recalcar, que es como si solo tuviesen cuatro diseños de personajes.

Quizás Ufotable tenga una preciosa paleta de colores, pero, la animación es bastante mediocre. ¿Cómo es posible que la gente (en general) diga que es una animación maravillosa? ¡Fácil! porque no se ve una mierda. Las batallas son muy espectaculares, tienen muchas ‘’lucecitas’’ y cada choque de espadas emiten’’ chispitas,’’ que abarcan casi toda la batalla, así es complicado dilucidar si el movimiento de los personajes es fluido o no. (Es como el cine de Michael Bay: todo es muy espectacular, pero casi siempre lo que más se ve es pirotecnia.)

source

Cuanto derroche de efecto de luces, eso debe costar una pasta

Hablemos un poco del sonido de la serie. Quizás, la mezcla de sonido es más que correcto (salvo en contadas ocasiones). La banda sonora, en su momento, fue algo grandioso, con el tiempo se ha replicado en infinidad de series, Fate/Zero no tiene culpa de eso, pero es inevitable que cada vez que sacan una serie de batallas épicas, con duelos de espadachines, suenen igual. Así que, punto positivo para tí, Ufotable.

No digo que Gen Urobuchi sea un mal escritor, sí me parece que está sobrevalorado y es encumbrado a los altares del buen gusto. Urobuchi fuera de esta serie tiene buenas ideas, pero tiene que encontrar a un doctor de guión que le diga: ¡Cállate la puta boca! A la pregunta clave, ¿recomiendo Fate/Zero? Irónicamente, y a pesar de todo lo que he dicho, si la recomiendo. ¿Cómo es éso posible? pues, principalmente porque es el tuerto en el país de los ciegos, aunque sea una serie que suspenda, si buscas un Shonen, tampoco hay muchas ofertas mejor que ésto.

zCyH07q