Fate/Zero, la buena escritura es algo más que adagios

Hoy voy hablar de un título muy concreto, que pertenece a una saga muy extensa. Hablo de la saga Fate, me estoy refiriendo a Fate/Zero, la precuela a la saga Fate/Stay Night, escrita por Gen Urobuchi, así doy un poco mi opinión de mierda sobre ella. Alle voy.

Para empezar, Fate/Zero es la precuela de Fate/Stay Night. La historia de Fate es la lucha de siete magos que invoca cada uno a un espíritu heroico, un gran guerrero del pasado, presente o futuro, para luchar en una especie de battle royale por obtener el Santo grial. La premisa suena un poco absurda, pero como todo en esta vida no importa lo que hagas sino cómo lo hagas ¿y cómo lo hace Fate/Zero?

 

11450be4203a73af2d2224295cad1ec8c467669b_hq

 

El problema de crear una precuela, es qué te ves atado por el material original, este es uno de los principales problemas de Fate/Zero. No nos engañemos, este título viene de Fate/Stay night, un videojuego eroge en el que el mayor logro es tirarte a la waifu de turno. Urobuchi, a pesar de verse atado a la naturaleza del proyecto, parece que quiere intentar hablar de algo y remarco la palabra ‘’parece. ’’ Cambia algunos elementos, como que esta vez los magos no son adolescentes sino adultos. Esto lejos de parecer una tontería es un cambio significativo, le da otra dimensión a los magos, éstos, son más interesantes que los mostrados en Stay Night, ya que al menos no huele al típico protagonista ‘’hoja en blanco’’ que obtiene su harem particular. Los espíritus heroicos también son más interesantes que los mostrados en el primer título de la saga, aunque siguen sin aprovechar el potencial de figuras históricas como Gilles de Rais o lo aprovechan mal, como el encuentro entre Arturia Pendragon y Sir Lancelot .

Los personajes, aunque carismáticos son bastante aburridos, esto se debe a sus diálogos. Tener adagios cada cinco minutos, soliloquios constantes, referencias a libros y otras obras de ficción que son inteligentes, ¡no te convierte a tí en inteligente! Pasa mucho en el anime, me refiero a ser excesivamente redundante y exaltar lo obvio, Se dice mucho lo maravilloso que Urobuchi es como escritor, pero ni siquiera es capaz de evitar caer en este error. No estoy en contra de que se hable en una obra, pero en ésta en concreto es que se excede, lo cual provoca que el ritmo decaiga, es tremendamente aburrido escuchar durante doce minutos por capítulo las motivaciones de los personajes, que ha pasado, que está pasando y que va a pasar.

La cosa es que, hasta en las batallas, cae en estas redundancias. Debo admitir que no conozco a muchos críticos de anime, pero en general, los dos o tres que escucho hablan de las impresionantes batallas de Fate/Zero, no les entiendo, todos dicen que son como una milimétrica partida de ajedrez, aquí, honestamente, me sacan de juego, si cada tres movimientos escuchas que un personaje analiza la situación y como debe actuar, luego otro hace lo mismo y para colmo, siempre hay un tercero que vuelve a remarcarte lo obvio. ¿Tan difícil es darse de hostia simplemente?

Recordemos que una de las máximas del cine (o audiovisual) muestra, no hables. Desgraciadamente esta serie no cumple con una de las reglas más básicas. La serie es bastante pretenciosa, sin embargo debo admitir que no hay romances raros, la obra es bastante coral, todos los personajes tienen momentos para que los recuerdes, el peso no caen únicamente en los protagonistas y antagonistas, todos mueven la historia en menor o mayor medida, por lo que no todo en la narrativa es terrible.

Sure+cant+wait+until+all+might+vs+afo+_215067026246fd7ec46b58bb75849773

No, Saber, no es para ilusionarse

A pesar de que no todo es esperpéntico, hay más puntos negativos que positivos. ¿Cómo una serie con demasiados tropiezos puede ser tan popular? ¡Efectivamente! por su apartado técnico pero… ¿Cómo es su apartado técnico?

Los entendidos que he leído dicen, que es gracias a una maravillosa animación, no os voy a engañar, quizás soy imbécil o tengo un coeficiente intelectual demasiado bajo, pero yo soy incapaz de verlo. Ufotable se alzó como un estudio de animación precisamente por esta franquicia, en la que transforman a héroes militares y mitológicos en mujeres exuberantes, además debo recalcar, que es como si solo tuviesen cuatro diseños de personajes.

Quizás Ufotable tenga una preciosa paleta de colores, pero, la animación es bastante mediocre. ¿Cómo es posible que la gente (en general) diga que es una animación maravillosa? ¡Fácil! porque no se ve una mierda. Las batallas son muy espectaculares, tienen muchas ‘’lucecitas’’ y cada choque de espadas emiten’’ chispitas,’’ que abarcan casi toda la batalla, así es complicado dilucidar si el movimiento de los personajes es fluido o no. (Es como el cine de Michael Bay: todo es muy espectacular, pero casi siempre lo que más se ve es pirotecnia.)

source

Cuanto derroche de efecto de luces, eso debe costar una pasta

Hablemos un poco del sonido de la serie. Quizás, la mezcla de sonido es más que correcto (salvo en contadas ocasiones). La banda sonora, en su momento, fue algo grandioso, con el tiempo se ha replicado en infinidad de series, Fate/Zero no tiene culpa de eso, pero es inevitable que cada vez que sacan una serie de batallas épicas, con duelos de espadachines, suenen igual. Así que, punto positivo para tí, Ufotable.

No digo que Gen Urobuchi sea un mal escritor, sí me parece que está sobrevalorado y es encumbrado a los altares del buen gusto. Urobuchi fuera de esta serie tiene buenas ideas, pero tiene que encontrar a un doctor de guión que le diga: ¡Cállate la puta boca! A la pregunta clave, ¿recomiendo Fate/Zero? Irónicamente, y a pesar de todo lo que he dicho, si la recomiendo. ¿Cómo es éso posible? pues, principalmente porque es el tuerto en el país de los ciegos, aunque sea una serie que suspenda, si buscas un Shonen, tampoco hay muchas ofertas mejor que ésto.

zCyH07q

Anuncios